dilluns, 16 de setembre de 2013

Entrevista a la Portaveu de Professorat Preocupat

Publicada al Diario de Ibiza, 16/09/13
Entrevista
Maria Antònia Marroig, Portavoz de Professorat Preocupat.  

«El Govern nos oirá porque somos muchos, tenemos fuerza y estamos unidos»

La Coordinadora de Professorat Preocupat pide a las familias que acudan hoy a la concentración de las doce

16.09.2013 | 05:30
Maria Antònia Marroig, el sábado, en Diario de Ibiza.
Maria Antònia Marroig, el sábado, en Diario de Ibiza. 
Esta mallorquina llegó hace cinco años, tras aprobar las oposiciones, a Ibiza, donde es tutora de alumnos de sexto en el colegio S´Olivera. A principios del curso pasado se sumó a la lucha activa contra los recortes en la enseñanza.
—Cuando el Govern planteó el trilingüismo, ¿pensaba que acabarían con una huelga?
—Pensábamos que antes de aprobar un decreto así el Govern lo consensuaría con toda la comunidad educativa. Pensábamos que no saldría delante por una razón, porque durante la última legislatura de Matas ya se introdujo el trilingüismo en algún centro. Era voluntario y ese proyecto se abandonó, fue un fracaso. Pensábamos que con esa experiencia... Pero a pesar de eso han insistido en ponerlo en marcha.
—¿Pero lo de la huelga...?
—No se nos pasaba por la cabeza, no sin antes, al menos, un diálogo. Igual al final no hubiera habido acuerdo y había huelga, pero creíamos que habría una negociación.
—¿Por qué cree que Educación se muestra tan reacia a negociar?
—Por ideología. Para algunas personas del PP el trilingüismo es un empeño ideológico y lo quieren aplicar sin tener en cuenta que debe hacerse de forma programada, con un calendario, empezando por los más pequeños e ir subiendo curso tras curso. Y formando al profesorado. La justificación del Govern es que las islas comos unas de la comunidades con más fracaso escolar, la pirmera es Ceuta y Melilla y la segunda Balears. Ellos dicen que es por la inmersión lingüística, pero no es así porque Cataluña, que también tiene inmersión, está mucho más abajo, está en la media estatal, un 25%. Nosotros estamos en el 30% de fracaso escolar.
—¿Por qué hay ese fracaso?
—El fracaso se debe a un desarraigo del territorio, a una elevada movilidad del alumnado por causas laborales de las familias. También porque aquí hay un mercado laboral de poca calidad de fácil acceso que hace que la escuela sea innecesaria. La gente cualificada debe salir de la isla para trabajar porque aquí no hay trabajo cualificado. Ahí es donde el Govern debería encontrar soluciones. Hay profesores de Secundaria a los que sus alumnos les han dicho que cobran más un verano trabajando en la discoteca que ellos en todo el año. Esa es la realidad, no la inmersión lingüística.
—Como docente, ¿qué inconvenientes ve en la aplicación actual del TIL?
—Los alumnos no están preparados para recibir según qué materias en inglés. El objetivo del TIL es que cuando acaben la formación obligatoria puedan usar por igual castellano, catalán e inglés. Compartimos ese objetivo, pero la realidad no es esa. Tal y como se plantea, después de cuarto de Secundaria los alumnos no sabrán hablar por igual las tres lenguas. Además, ahora, sobre todo en Primaria, hay un cambio didáctico. Se trabaja de forma globalizada y es muy difícil ir cambiando de idioma. Utilizamos las tres lenguas, pero de forma global, no separándolas con una regla.
—En vista de las últimas actuaciones de la conselleria, ¿cree que recapitulará?
—Nuestras reivindicaciones no son únicamente el trilingüismo, hay más. Quizás respecto al TIL no se llegue a un acuerdo, pero en otros sí. Nos tendrán que escuchar porque incluso la delegada territorial de Educación pide ese diálogo. Nos hemos unido docentes, alumnos, padres... Incluso los inspectores nos apoyan y Belén Torres pide que la Administración dialogue. Solo falta el Govern para ir todos a una.
—¿Les ha sorprendido algún apoyo?
—No. Pensábamos que si había algún colectivo que no nos apoyaba era porque no estaba informado, pero tras las últimas dos semanas les ha quedado claro. Entendemos que antes de la suspensión cautelar de la aplicación del TIL por parte del TSJB las familias apoyaban nuestras reivindicaciones pero no la huelga. Ahora ya nos apoyan en todo.
—¿Cuáles son sus otras reivindicaciones?
—Derivadas de los recortes. En las dotaciones económicas de los centros y los equipos de apoyo y orientación. Pedimos que las bajas se cubran desde el principio, como antes, para llevar un ritmo adecuado en las clases; que los interinos cobren el verano, es injusto que no cobren todo el curso y que se rebaje el número de alumnos por aula. También que el Govern medie contra la Lomce, que retire el decreto de convivencia y la ley de símbolos, convoque como toca las becas de transporte y comedor y que se recuperen las plantillas de profesores de atención a la diversidad.
—¿La lucha contra el TIL ha dejado en un segundo plano estas reivindicaciones?
—No, tampoco creo que con el TIL quieran esconder lo demás. Lo que quieren es venderlo como algo bueno para la sociedad cuando no es así. El inglés que venden es un inglés para camareros o limpiar habitaciones de hotel, no es un inglés cualificado. El B2 no es un nivel suficiente para dar clase de Biología o Matemáticas.
—¿Entonces?
—Hay mucha gente que ha pasado el verano formándose, incluso fuera de España. Los profesores tienen ganas de aprender, cuanto más sepamos, mejor, pero nos deben dar tiempo y recursos.
—¿Qué recursos y cuánto tiempo?
—El tiempo no sé, pero para que se aplique como toca en todos los niveles, igual hace falta una década.
Y es un peso que no debe ser solo de la escuela, también de la sociedad. Debería haber televisión o prensa en inglés.
—Vaya, que IB3 ponga películas en versión original.
—Sí, claro. Hay muchos países en los que la gente habla inglés mucho mejor que nosotros, como Alemania, es por algo. Para formar bien a los profesores deberían poder hacer intercambios, pero no un mes, sino de todo un curso. Y sobre todo hay que aplicar el trilingüismo solo con los niños pequeños.
—¿Qué piden a las familias?
—Que nos apoyen viniendo a la concentración de las 12 frente a la delegación de la conselleria. Sería importante que fuéramos muchos y se vieran familias.
—Hay familias que quieren llevar a sus hijos a clase.
—No habrá problemas, en los centros habrá maestros. Lo entendemos perfectamente. Los que vayan, que lo hagan con camisetas verdes, igual que los docentes que quieren hacer huelga y estarán de servicios mínimos.
—¿Que los directores hayan tenido que elegir quiénes trabajan no es un poco sádico?
—Cada equipo lo ha hecho a su manera, muchos por sorteo. Educación ha pasado todo el peso a los directores, que ellos se organicen. Estos servicios mínimos son abusivos.
—¿Le tocan servicios mínimos?
—Algún día me tocará, porque no es suficiente con las personas que no hacen huelga. Pero el lunes no, podré ir a la concentración.
—Muchos padres están preocupados por la pérdida de horas lectivas.
—Creo que no les afectará académicamente y, si todo va bien y guanamos, que es lo que queremos y esperamos, el beneficio será mucho mayor que lo que habrán podido perder en unas semanas sin escuela. Después, al volver, los maestros nos ocuparemos de recuperar el tiempo perdido. Eso lo tenemos claro.
—Sinceramente, ¿qué cree que pasará?
—Creo que al final nos escucharán porque somos muchos, estamos unidos y tenemos fuerza.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada